Poca suerte

No estoy teniendo mucha suerte con mis lecturas de la cuarentena. No sé si es porque no he escogido bien los libros o porque la actualidad me tiene enervado, especialmente ahora que se pone en evidencia la ineptitud del Gobierno español. El caso es que no logro conectar con los libros. La crisis me pilló con todos ellos recién comenzados y quizá se me ha cerrado el “estómago” por culpa del trauma inicial: es retomar su lectura y asociarlos inmediatamente a nefastas sensaciones.

Los “desgraciados” son Historia de Roma de Indro Montanelli (totalmente atascado); Diplomático en el Madrid rojo (incapaz de digerir más traumas nacionales en estos momentos); Jonathan Strange y el Señor Norrell (me está resultando un ladrillaco tedioso, un Harry Potter para adultos aburridos); Tor, la montaña maldita (me lo vendieron como el A sangre fría del Truman Capote español y más bien es el a sangre (re)frita.

Les voy a dar veinticuatro horas más. Si no, a galeras a remar. Y a por otra cosa, mariposa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s