Insolvencia

Se dice que la sociedad del siglo XXI es la sociedad del conocimiento. Manuel Castells, sociólogo y ministro de Universidades del Gobierno de España, es uno de los grandes expertos en este campo. Él mismo ha acuñado el término “sociedad red” para referirse a la circunstancia de que todos vivimos conectados gracias a los medios de comunicación (en un sentido amplio), que permiten la expansión de un conocimiento compartido. Y parece que es así: disponemos de más herramientas que nunca para convertirnos en ciudadanos de criterio, informados y serenos. Y sin embargo, ¡cuánta desorientación y confusión se esta generando estos días! Sobre todo, ¡cuánto pánico!

El pánico es un terror que nace, precisamente, de la incertidumbre y de la desinformación generadas por parte de quien debería ser una fuente solvente y fiable. En España, esta fuente son sus autoridades, principalmente el Gobierno que preside Pedro Sánchez. Pero cualquiera que esté siguiendo el curso de los acontecimientos allá —yo lo hago desde Italia— se habrá percatado de que la Moncloa está ocupada por personas sin cualificación técnica, humana, intelectual y moral para gestionar una crisis de estas dimensiones. Desde que estalló este drama del coronavirus no dan un palo al agua: informan, contrainforman, desinforman, te zarandean con eslóganes vacuos, te crispan, te ponen de los nervios, donde dijeron digo dicen ahora Diego…

Un rector de una universidad española, en un reciente mensaje a su comunidad universitaria, decía que en momentos como los que estamos viviendo cada uno manifiesta la calidad de la pasta con que está hecho… Al que da todo lo que puede de sí no se le puede exigir que dé más de lo que es capaz o, como mucho, que se retire y que dé paso a otra persona más capacitada, sobre todo si la gravedad de las circunstancias lo reclama… En fin, lo digo claro por si no se pilla la indirecta: Sánchez debe dar un paso atrás e irse. Ahora. El Rey, con la aprobación de una mayoría parlamentaria suficiente, debe nombrar un comisario plenipotenciario que tome las riendas de la situación y mande todo lo que tenga que mandar hasta que la situación se encarrile. Luego, que se convoquen elecciones y que cada cual premie o castigue a quien se lo merezca. Pero hay que hacerlo ahora mismo. Es exactamente una cuestión de vida o muerte para todos los españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s