Mosqueos

Zacarías de Vizcarra Arana

Leo estos días el diario que escribió el navarro Jacinto Argaya durante el Concilio Vaticano II, a la sazón obispo de Mondoñedo-El Ferrol. En él se encuentran cosas interesantísimas y curiosísimas como la que sigue:

“Al terminar esta reunión plenaria de obispos españoles, me encuentro con don Zacarías de Vizcarra, obispo consiliario nacional de Acción Católica Española. Me entrega un trabajo suyo de investigación sobre la pronunciación del latín. Viene a decirme que la pronunciación clásica del latín es la actual vasca. La pronunciación actual italiano-romana es incorrecta. A cada letra, dice, correspondía en el latín clásico, un solo sonido. La G sonaba siempre suave. La C sonaba fuerte. La T seguida de i sonaba siempre: T: Verbigracia, parque, Erregue, Lekeitio, etc., etc. Interesante la investigación del obispo de Eresso, título que lleva mons. Vizcarra”.

Me quedo un tanto ojiplático. ¿Será una bilbainada de mons. Vizcarra? Con la mosca tras la oreja busco algo de información sobre este señor, mai sentito, y sobre sus trabajos. Lo que descubro es que, además de obispo, fue un estudioso y erudito del euskera, lengua que según sus propias investigaciones se hablaba en la mayor parte de la península ibérica prerromana. Sigue revoloteando la mosca. ¿Será cierto esto último o estará ejerciendo don Zacarías de vizcaíno, como en su estudio sobre la pronunciación del latín? Jamás leí algo parecido. Lo más raro es que con lo jugoso que es el dato no esté presente en el argumentario romántico del nacionalismo vasco. Como también sorprende que la suya sea una figura desconocida, olvidada en Euskadi, sin una mala calle o monumento allá. Algunos de sus estudios, que no son pocos, demuestran teorías que harían las delicias de cualquier abertzale: Que Castilla fue fundada y poblada por vascos; que la primera dinastía real de Castilla fue vasca así como la de Aragón, reino que nació en Euskadi con el vasco Ramiro I como rey; que el primero en escribir en castellano fue un vasco; o que los vascos posibilitaron la conquista española de medio mundo.

La mosca ya pasa a moscardón. Sigo ‘investigando’ y pronto hallo una posible respuesta a su ostracismo actual: Vizcarra Arana fue el principal ideólogo y difusor del término ‘hispanidad’ y, por si fuera poco, su obra más relevante llevaba como título Vasconia Españolisíma: datos para comprobar que Vasconia es la reliquia preciosa de lo más español de España.

Todo en esta vida tiene una razón de ser. Aunque también puede darse que le cegara cierta pasión desaforada por demostrar la españolidad de todo lo vasco y, a la vez, lo mucho que España le debe a la cultura vasca. O sea, que este vacío se deba a que en su obra haya más boina que rigor.

No lo sé. Sigo con la mosca revoloteando. Habrá que profundizar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s