La befana me ha traído un blog

En España el carbón y/o los caramelos me lo traían los Reyes Magos. En Italia, donde no son muy monárquicos, se encarga de estos menesteres una bruja: La Befana. Qué personaje éste el de la befana. Una vieja pelleja, bruja entera, fea de arriba abajo y antipática a rabiar que lleva dulces a los niños del país de la grande belleza, del arte, de la moda y de la Sofía Loren…

Curioso.

Tan curioso como el hecho de que me haya traído un blog. ¿A quién se le ocurre regalar un blog en plena efervescencia de la comunicación instantánea, de la impresión breve y del slogan efectivo? ¡Abuela: que lo que se lleva ahora son las redes sociales! Pero, ¿¿¿un blog??? ¡Qué cosa más viejuna! Casi tanto como la Befana. Me diréis que ya no se estila. Sí. Ya sé que no se estila y que es como ponerse para cenar jazmines en el ojal.

Pero el caso es que la Befana me ha traído un blog, en vez de caramelos o carbón. Y me pregunto si no será una forma de premiar y castigar al mismo tiempo: un caramelo carbonizado o un carbón dulce. Pero esto no podré saberlo hasta que avancemos con esto. Vamos a darle una salida digna.

Se admiten sugerencias y consejos.

1 comentario en “La befana me ha traído un blog”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s